Alarma para hogar: ¿inalámbrica?

Alarma para hogar: ¿inalámbrica?

La mayoría de las veces, la razón principal por la que la gente no considera instalar una alarma es porque piensa que la instalación va a requerir mucho tiempo y que, además, es necesario hacer obras en casa. Por este motivo es muy importante documentarse antes de decidir no instalar una alarma.

Hoy en día existen alarmas inalámbricas para el hogar que no llevan consigo ningún cable y su instalación es rápida, sencilla y limpia, por lo que no requiere ningún tipo de obra. Además, la alarma se puede adecuar a las características de cada hogar y a las necesidades de cada cliente. Para que una alarma sea la mejor tiene que tener estas características y la última innovación en tecnología, que hace que nuestra seguridad sea mayor.

Un elemento central, y además fundamental de una alarma, es el panel de control, y en este punto es importante saber que este dispositivo se puede mover según cada cliente considere necesario. Por lo que, si estamos en la primera planta de nuestra casa y el panel de control lo tenemos en la segunda planta, se podría trasladar a la primera sin ningún problema. El panel de control permite comunicarse con todos los dispositivos de alarma que tengamos, es decir, recibir sus señales, y mediante él también se transmiten todas las señales a la Central Receptora de Alarmas, que está permanentemente conectada a este dispositivo.

Otro servicio que ofrece es que permite lanzar un aviso SOS en situaciones de emergencia para que la Central Receptora de Alarmas pueda enviar rápidamente una ambulancia o los bomberos a tu hogar.

Además del panel de control, existen otros dispositivos inalámbricos que permiten que la seguridad de tu hogar sea más completa. Uno de ellos es el dispositivo de detector de movimiento, que al igual que el panel de control no necesita cables y la instalación es rápida y sencilla. Mediante estos detectores, podemos proteger las estancias interiores de nuestro hogar. Su funcionamiento es muy sencillo y a través de un sensor infrarrojo de movimiento localiza a los intrusos. A continuación, lanza un salto de alarma y posteriormente toma una serie de fotografías, gracias a la cámara que lleva incorporada. Esta cámara tiene un ángulo de visión muy amplio que alcanza espacios enteros, y además tiene incluido un LED blanco para que sea posible realizar las fotografías por la noche.

El detector perimetral es otro detector que se utiliza para vigilar las zonas exteriores de nuestro hogar, como jardines o terrazas. Funciona del mismo modo que el detector de movimiento, incorporando al igual una cámara para poder tomar fotografías, y un aspecto importante es que soporta todo tipo de cambios climáticos, así como la lluvia, el calor y los insectos que pueda haber. Otros detectores más especializados son los detectores de humos o inundaciones.

Por su parte, las cámaras de videovigilancia, tanto para exterior como interior, son otros elementos importantes para la seguridad de nuestro hogar. Estas cámaras son portátiles, compactas y ligeras, de tal forma que se puede mover de localización según las necesidades que tengamos en cada momento. Las imágenes que graba las podemos ver en directo, en cualquier lugar y en cualquier momento, a través de un ordenador, móvil o Tablet, y además también ofrece la función de escucha, por lo que podemos saber lo que ocurre en nuestro hogar de una manera completa, ya que su ángulo de visión permite ver estancias enteras.

Es importante que estos dispositivos los combinemos con elementos disuasorios como carteles o pegatinas que localicemos en la entrada de nuestro hogar, para hacer saber al intruso que tenemos instalada una alarma.