Alarmas para chalets: ¿cuál es el mejor sistema?

Alarmas para chalets: ¿cuál es el mejor sistema?

¿Tienes en mente poner una alarma en tu casa? Antes de instalarla, debes saber que no todo tipo de alarmas sirve para cualquier clase de viviendas. Por esto, es necesario que contactes con un especialista en seguridad para que así, te pueda aconsejar sobre qué tipo de sistema es el mejor según sean las características de tu vivienda, dónde esté ubicada, etc. Una vez realizado este estudio, entonces si podremos iniciar la instalación.

Por esta razón, si tenemos un chalet, el sistema de seguridad que instalemos será mucho mayor que si tenemos un piso, ya que el chalet tiene una zona mayor de espacio que cubrir. Securitas Direct ofrece todo tipo de ventajas para cubrir todo tipo de viviendas. Un elemento fundamental que tienen que tener todas las viviendas es un panel de control. Este dispositivo nos permite contactar con la Central Receptora de Alarmas en el caso de que suframos una intrusión o un intento de robo, mediante la pulsación de un botón que lleva incorporado. Una vez pulsado este botón, un gestor de seguridad se comunicará con nosotros en un tiempo mínimo de 29 segundos y nos acompañará en todo momento hasta que el incidente sea resuelto.

Una ventaja que tiene este dispositivo es que es inalámbrico, y lo podemos trasladar según nuestras necesidades, por lo que si por ejemplo estamos en la segunda planta de nuestro chalet y queremos bajar a la primera, nos podemos llevar con nosotros el panel de control, que además es muy ligero y compacto, para que de esta manera lo tengamos cerca en todo momento. Además, este dispositivo se encarga de comunicarse con otros dispositivos periféricos que tengamos en nuestro sistema de alarmas, recibiendo sus señales y comprobando su estado.

En una vivienda tan grande, como es un chalet, es necesario instalar detectores de movimiento en diferentes puntos del interior de nuestro hogar. Estos detectores funcionan con sensores infrarrojos de movimiento que localiza todo tipo de actividad no autorizada, y mediante una cámara que lleva integrada, toma una ráfaga de fotos que son enviadas directamente a la Central. Esta cámara lleva incorporada una luz LED que permite que se puedan sacar fotos por la noche, y además abarcan un ángulo de visión bastante grande para cubrir estancias enteras.

Un complemento de estos detectores de movimiento son los detectores perimetrales, ya que estos últimos actúan en zonas exteriores. El funcionamiento y el dispositivo es el mismo en ambos, pero estos último están diseñados para soportar todo tipo de clima meteorológico y de insectos. Por otro lado, se encuentran los detectores de apertura, que en este tipo de viviendas también es importante instalarlas, de tal forma que si el sensor de apertura detecta que se está intentando manipular un acceso de entrada, hace un salto de alarma. Existen también otro tipo de detectores más especializados como los de humo, inundaciones, etc., pero los comentados anteriormente son los más básicos y funcionan perfectamente en un chalet.

En el caso de que nuestro chalet se encuentre en una zona solitaria tenemos la posibilidad de instalar video vigilancia exterior. Con este dispositivo, podemos ver y escuchar lo que ocurre fuera de nuestra casa en todo momento. Además, esta cámara puede supervisar grandes espacios al aire libre, teniendo una gran cobertura de imagen y siendo resistente a todo tipo de condiciones ambientales, y ofreciendo también grabación de noche. Las grabaciones se almacenarán en la nube, de manera que puedes consultar cualquier grabación en cualquier momento, si así lo deseas, a través de la aplicación móvil.

Todos estos elementos se pueden combinar perfectamente con algunos elementos disuasorios como son los carteles o pegatinas que podemos poner en la entrada de nuestro chalet, para así, de esta manera, evitar que los intrusos entren y que nos roben.