¿Cómo actuar cuando te roban en casa?

¿Cómo actuar cuando te roban en casa?

Mantener la calma, dar aviso a la Policía y evitar tocar las posibles pruebas son los principales consejos tras un robo domiciliario si no se cuenta con un sistema de seguridad en el hogar.

 El Balance de Criminalidad publicado por el Ministerio del Interior revela que, en los cincos primeros meses del año, el número de robos en viviendas sin un sistema de alarma se ha incrementado en más de un 5% con respecto al mismo periodo de 2012.

 Además, en los periodos vacacionales se registran los mayores índices de robos en domicilios. Al volver de la playa puede encontrarse con una ventana rota o la puerta forzada para poder entrar en su casa y vaciarla. Una vez superado el susto inicial, hay que tener muy claro qué se debe hacer:

 

  1. Mantener la calma: no dejarse llevar por el pánico para poder pensar con claridad.

 

  1. No entrar en la vivienda, y mucho menos si se sospecha que los ladrones permanecen dentro de la vivienda. No tocar nada, lo más conveniente es que la casa esté tal y como la dejó el ladrón.

 

  1. Aviso a Policía: Ponte en contacto con la Policía (091) o con la Guardia Civil (061) para denunciar el robo lo antes posible. El tiempo corre en tu contra, por lo que es fundamental que se personifiquen en tu casa cuanto antes para comenzar una investigación. Una vez han llegado al domicilio, hay que transmitirles cualquier información que pudiera ser de ayuda para detener a los ladrones, especialmente si se trata de una banda organizada que pueda estar operando en la zona.

 

  1. Hacer inventario de los objetos robados: esta lista de objetos que se echan en falta, junto con una estimación económica de lo robado.

 

  1. Formalizar una denuncia: Antes de las 72 horas posteriores al robo se debe acudir a la comisaría. Ya que hacer constar cuál es la compañía con la que se tiene contratado el seguro de hogar. Además, se debe solicitar una copia para presentarla como prueba de lo sucedido, así podrás reclamar a la compañía de seguros las posesiones robadas. Recuerda que para ello es preciso que presentes documentos que acrediten que las posesiones, efectivamente, eran tuyas. Por norma general bastará con un recibo o con la garantía.

 

  1. Avisar a entidades bancarias y aseguradoras: si se echa en falta alguna tarjeta de crédito o un talonario de cheques, se debe avisar enseguida al banco. Tras formalizar la denuncia ante la Policía, debemos dar aviso a la compañía aseguradora, cursando la reclamación correspondiente lo antes posible.

 

  1. Revisar el seguro del hogar: tras un robo, siempre es conveniente valorar las coberturas que ofrece el seguro contratado y revisar si son suficientes o si se está dispuesto a pagar algo más.

  

  1. Proteger de nuevo la vivienda: después del robo se deben reparar de inmediato las puertas y ventanas rotas o forzadas de la vivienda, además de cambiar la cerradura. Es conveniente valorar la necesidad de poner alarma para prevenir otra posible intrusión. No es raro que una misma casa sufra repetidos robos en un corto espacio de tiempo si no se toman las medidas de seguridad adecuadas tras el primer robo. Tras el robo, consulte con su aseguradora sobre esta opción de instalar un sistema de alarma, lo cual beneficiará las condiciones y cobertura del seguro de hogar que tenga contratado.

 

Y lo más importante, ¿cómo prevenir un robo en tu casa?

Al margen de la importancia de contar con un seguro de hogar, es importante que pongas en marcha todos los medios necesarios para intentar evitar que te roben en casa.

1. Evita dejar la casa sola durante periodos prolongados de tiempo y si lo haces,solicita a alguien de confianza que realice un chequeo periódico de la situación en tu hogar.
2. Evita la ostentación exagerada ya que nunca sabemos si hay alguien haciendo seguimiento para planificar el robo de nuestra pertenencias y objetos de valor dentro de nuestro hogar.

3. Ilumina bien las entradas de la vivienda. De esta manera, los ladrones estarían totalmente expuestos si quisieran entrar en tu casa.
4. Usa cerrojos en las puertas además de cerraduras, para mayor seguridad.
5. Utiliza las mirillas que hay en las puertas y NUNCA abras sin preguntar solo porque esperas a alguien o pensaste que era algún conocido.

6. Instala un sistema de alarma que cuente con todo lo necesario para proteger tu hogar: protección de puertas y ventanas con detectores específicos para ello, placas disuasorias, sirena de alta potencia, detectores de movimiento con cámara y flash, llaves encriptadas, detector magnético de apertura de puertas y ventanas con sensor.

 Todos deseamos vivir tranquilos y seguros en nuestro hogar y por ello un sistema de seguridad es una de las mejores inversiones que podemos realizar para proteger nuestra casa y a nuestra familia.

En estos días, el aumento de robos hace que poner alarma en el hogar sea algo esencial para proteger nuestros bienes más preciados.

 ¿Crees que tu casa es segura?

Te invitamos a hacer nuestro test de seguridad en: http://www.securitasdirect.es/test-seguridad-hogar.html