Dos robos, 24 horas, misma casa

Dos robos, 24 horas, misma casa

Noticia aquí.

Una pareja de Asturias llega a Madrid, cogen un pisito en el barrio de Las Letras, un barrio muy frecuentado con una comisaría de policía céntrica, y en menos de 24 horas entran dos veces en su casa para robarles. ¿Es casualidad? ¿Fueron personas diferentes? ¿estaba la policía del barrio en sobreaviso? No. A todo, no. Pero, ¿sabía el barrio que había un par de posibles ladrones rondando las casas? Sí. ¿Cuánto fue la policía a la vivienda? Al segundo robo… ¿Será que no hay dos sin tres? ¿será que aún les quedaba algo por robar? Porque ahora están prevenidos…

Disculpad la ironía, pero es que en múltiples casos queda claro que unos están para detener post-delito, y otros, nosotros, la gente, para prevenirlos.