La colaboración ciudadana reduce un 61% los delitos

La colaboración ciudadana reduce un 61% los delitos

La asociación Vecinos Colaborando vigila 6.000 viviendas en 99 urbanizaciones y alerta a la Policía Local de cada vehículo o individuo desconocido

Dicen modestamente que no son ellos, sino la Policía, quien ha hecho descender un 61% los delitos en Orihuela Costa en sólo dos años, pero lo cierto es que la mirada atenta de cientos de vecinos tras las ventanas de sus casas en 143 urbanizaciones ha hecho que se apreciara entre enero de 2009 y diciembre de 2010 un drástico descenso de los robos y un aumento de los vehículos robados que se recuperan en las zonas donde ellos tienen grupos operando, y así lo confirma la Policía Local. El inspector Pedro Tristán explica que en Orihuela Costa «es muy difícil detener a alguien «in fraganti»», por la configuración de las calles, por la cantidad de urbanizaciones y por cuestiones demográficas: Tenemos 32.000 vecinos empadronados, sólo 3.000 de ellos españoles, y hay de 50.000 a 55.000 residentes fijos«. Eso, y muchas casas vacías fuera de temporada alta.

La edil de Seguridad, Mayte Valero, asegura que «Vecinos Colaborando funciona, y muy bien«. Chris Poole es la cabeza visible de esta asociación, que se distribuye el territorio por distritos (en algunos casos equivalen a un edificio de apartamentos y en otros abarcan toda una urbanización). En total, vigilan unas 6.000 viviendas, y envían correos electrónicos o llaman a la Policía si ven a alguien merodeando por la valla del vecino o detectan un coche desconocido aparcado varios días. Sólo eso.

«Hay muchos avisos que resultan ser falsas alarmas, pero otros nos dan la descripción de un sospechoso o de su coche y permiten detenerle«, reconoce Pedro Tristán, quien subraya que el descenso de delitos se ha notado sobre todo en cuanto a robos en viviendas. Incluso, a partir de la información que aportan los vecinos se pueden detectar patrones de conducta, horarios o modos de proceder de grupos de ladrones, se identifican las vías de entrada de coches robados o se decide dónde ubicar un control policial. Y eso no se podría hacer sin la colaboración ciudadana, asegura el agente.

Vecinos Colaborando

Aumento

La asociación expone que «se podría esperar que el mayor número de grupos aportando información hubiera hecho aumentar los delitos denunciados, pero con más gente prestando atención a incidentes sospechosos, tomando nota de vehículos e informando rápidamente, los ladones saben que hay un sistema que funciona y les disuade«.

Vecinos Colaborando (NHW, siglas inglesas de «Neighbourhood Watch») se reúne dos veces al año con la Policía y emite informes al menos trimestralmente con información que sirve -y mucho- para orientar a la Policía sobre dónde se están dando cada tipo de incidentes. Uno de los informes más recientes repasa que «en diciembre de 2008 había 85 grupos operando en 115 residenciales con 154 coordinadores y hubo un total de 601 delitos denunciados por Vecinos Colaborando. Contrasta con diciembre de 2010, con un total de 96 grupos en 141 residenciales y 173 coordinadores, cuando hubieron 237 crímenes denunciados por NHW, una reducción del 61%«.

En su página web, Orihuela Costa Vecinos Colaborando, y en su Facebook, hay fotos de los delincuentes más buscados, el aviso de que se están detectando billetes falsos, o testimonios sobre cómo «el falso hombre del gas está aún operando, pero el auténtico sólo visita casas con cita previa«… En definitiva, consejos que hacen que el día a día sea un poco más seguro para todos, especialmente para los residentes extranjeros, que pueden no percibir actitudes sospechosas. Por eso el mejor papel de la asociación es «la prevención«, concluye el inspector Pedro Tristán.

«No llevamos armas ni patrullamos las calles»

La asociación Vecinos Colaborando existe en muchos países y se creó en Orihuela Costa en 2000. No ha hecho más que crecer desde que su fundador, Chris Poole (agente de policía británico retirado) se dedicó a llamar puerta a puerta a los nuevos residentes de una zona en plena expansión urbanística y turística para ofrecerles participar activamente en la mejora de la seguridad ciudadana. Se fueron sumando a esta organización (un calco de la que nació en un área pobre de Alabama, Estados Unidos, en 1970) sobre todo extranjeros -fundamentalmente británicos- y ahora tiene ojos en 143 urbanizaciones. Entre sus premisas está la idea de que «si afecta a mi calle o a mi vecino, entonces me afecta a mí«. Lo que los socios deben respetar es que «Vecinos Colaborando no patrulla las calles, no porta armas y no se enfrenta a personas sospechosas«. Lo que sí hace la asociación es «informar a la Policía Local o a la Guardia Civil de incidentes sospechosos, así como a los vecinos y ponerles al día de los crímenes que están ocurriendo«. Además, les aconseja cómo proteger sus propiedades y a sí mismos, empezando por cerrar las puertas o por no dejar las llaves puestas en el coche, costumbres extendidas en algunos de sus países de procedencia.

Gracias a Diario Información.