La guía definitiva para proteger tu hogar en verano

La guía definitiva para proteger tu hogar en verano

El verano ya ha llegado y, como todos los años, con él también aparecen los robos. El incremento de intrusiones en esta época aumenta considerablemente con respecto a otras estaciones del año, y es que los ladrones aprovechan cada oportunidad que ven para poder entrar en los hogares y apropiarse de los objetos personales que encuentran.

Las vacaciones están para disfrutar y dejar las preocupaciones a un lado, por eso, si te vas de viaje, te interesa esta guía de protección para el hogar en verano.


12 trucos para ahuyentar a los ladrones

Según estudios publicados, un 43,5% de la población está ausente durante el verano entre 15 y 30 días, mientras que un 22,2% lo está entre 1 y 7.

Al irse de vacaciones, mucha gente no sigue algunas recomendaciones que son imprescindibles a la hora de evitar un robo.

Así que si estás pensando en irte de viaje, presta atención a estos 12 consejos de seguridad:

No comentes las ausencias con desconocidos, y mucho menos por redes sociales. Tampoco grabes un mensaje en el contestador explicando que no estás.

Desactiva la geolocalización de los dispositivos y aplicaciones móviles.

Busca a alguien de confianza y entrégale tus llaves para que se pase por tu vivienda y se asegure de que todo está bien. Esta persona puede además recoger el correo y encender la televisión o la radio, para que parezca que sigue viviendo alguien.

Si la ausencia no es muy prolongada, deja ropa tendida.

No bajes las persianas del todo, que no se note que te has ido.

No guardes las llaves en macetas, buzones, debajo del felpudo, cajas de contadores, etc.

No desconectes el timbre de la puerta, y cierra siempre con llave.

Asegúrate del estado de las cerraduras. Y si es necesario, renuévalas. También es recomendable que la puerta tenga al menos dos puntos de cierre y que además, no haya hueco entre la misma y el suelo.

Antes de salir, comprueba que todas las ventanas y puertas  están bien cerradas.

No te olvides objetos de valor a la vista desde el exterior de la vivienda.

Examina el estado de la toma eléctrica, tuberías y cables para evitar los riesgos de inundaciones e incendios.

Dale un número de teléfono a un vecino para que te avise si ocurre alguna emergencia.


Qué tipos de inmueble sufren más robos

Hay muchos tipos de viviendas, y es fundamental saber que no todas ellas tienen la misma vulnerabilidad ante los ladrones.

Según los últimos estudios publicados al respecto, los hogares que sufren más robos son los chalets independientes, aumentando su probabilidad un 20% con respecto a los pisos.

Estos inmuebles, al igual que las villas, tienen más accesos por donde los ladrones pueden entrar a su interior, y por tanto, es más fácil que se pueda producir una intrusión.

Los datos afirman que en un 54% los ladrones acceden por la ventana, en un 36% por la puerta y en un 8% por el garaje. Solo en un 2% entran por el tejado.

En el caso de los pisos, estas cifras varían poco: en un 52% la intromisión se produce por la puerta, en un 42% por la ventana y en un 5% por la azotea.


Cuáles son los nuevos métodos de robo 

De la misma manera que la tecnología está avanzando, los métodos de robo lo están haciendo también. Hay que estar prevenido ante estas nuevas técnicas y conocerlas para así poder evitarlas y extremar la prudencia, sobre todo antes de marcharse de vacaciones, ya que es posible que se detecten ladrones vigilando tu vivienda para descubrir los hábitos y costumbres.

Algunos métodos que afectan a las cerraduras de las puertas son los siguientes:

Bumping: consiste en introducir en la cerradura una llave maestra y a continuación, darle un golpe en la parte posterior de la misma. De esta forma y con este mecanismo, los cilindros del bombín saltan y es posible acceder al interior de la vivienda.

Impresioning: en esta técnica se mete una lámina de aluminio deformable que se moldea haciendo pequeños movimientos. Así, se imprimen las muescas de la cerradura y se crea una copia de la llave.

Ganzuado: se basa en manipular los sistemas internos de bloqueo del bombín mediante una ganzúa y de este modo, abrir la puerta igual que si fuera una llave.

Imán: esta técnica solo funciona si se han dejado puestas las llaves por dentro y funciona mediante la utilización de un imán potente con el que consiguen girar la llave desde el exterior de la vivienda y abrir la cerradura.

Ante estos métodos, es recomendable instalar una cerradura electrónica o magnetomecánica que no permita la manipulación de la misma.

Los ladrones también pueden acceder por las ventanas a través de diversas técnicas. Una de ellas es con la utilización de un taladro silencioso, mediante el cual realizan un agujero en el marco de la ventana y por él introducen un alambre para poder girar la manivela. O simplemente también pueden escalar por la fachada del edificio trepando desde el suelo o descolgándose de la azotea.


Las marcas que hacen los ladrones: aprende a diferenciarlas

Aunque algunos ladrones utilizan técnicas nuevas, la mayoría sigue utilizando señales para comunicarse entre ellos e informar sobre la vulnerabilidad de las viviendas. Estas marcas son muy sencillas de hacer, pero cada una de ellas esconde mensajes diferentes y complejos en muchos casos.

Por ejemplo, es muy frecuente que los “amantes de lo ajeno” coloquen tiras de plástico transparentes en el marco de la puerta para comprobar si, pasados unos días, esa tira sigue ahí o no. En el caso de que permanezca, quiere decir que no hay nadie en la vivienda, ya que no han entrado, y por lo tanto, es muy vulnerable ante intrusiones.

De igual manera hay numerosos indicativos que son pintados por los ladrones. Uno muy curioso es el óvalo horizontal en la fachada. Esto informa que los habitantes de la vivienda acogen a los desconocidos que hablan de Dios, por lo que es posible realizar un asalto haciéndose pasar por ellos. Si en cambio colocan una raya horizontal con dos semicírculos debajo se debe solicitar ayuda de inmediato, ya que es porque hay menores de edad que se encuentran solos en el hogar y los ladrones están pensando en cometer la intrusión.

Un círculo hecho con tiza blanca o roja sobre la fachada significa que hay presencia de policía en las inmediaciones, lo que hace que los ladrones estén atentos. De igual manera, muchas familias tienen perros. Ante esto, saben que es más difícil realizar un robo con él dentro, por lo que, lo representan con un rectángulo con cuatro barras verticales como modo de aviso.

Una cruz en forma de aspa da a entender que los habitantes de la vivienda están de vacaciones y por tanto, es posible realizar una intrusión. Si los ladrones se aseguran totalmente de que el inmueble está deshabitado colocan un rombo en vertical, mientras que si hacen un círculo con una equis en el interior están avisando de que los inquilinos vuelven pronto a casa. Por lo tanto, esto da a entender que también vigilan todas las costumbres y horarios de las personas para cometer estos robos.

Y por último, si colocan tres círculos seguidos significa que el acceso a la vivienda es muy fácil, mientras que si hay tres letras “f” seguidas, indican que el valor de los objetos de esa casa es muy alto y por lo tanto, es un gran objetivo a robar.


Ojo con la Okupación

Mucha gente tiene una segunda casa donde poder ir de viaje y desconectar unos días en verano.

Es importante saber que este tipo de viviendas son las más afectadas cuando se habla de Okupación, ya que pasan bastante tiempo sin nadie en su interior y por lo tanto, es más fácil que se produzca una de ellas.

Según estudios publicados, 270.000 personas se apropian de casas al año, llegando a tener entre 85.000 y 90.000 viviendas ocupadas de manera ilegal y como consecuencia, llegando las mismas a perder entre un 40% y un 60% de valor.

Para evitarlo, es recomendable que no pases largas temporadas sin visitar esta casa, y si no es posible, deja las llaves a alguien de confianza para que pueda entrar de vez en cuando y encienda las luces y recoja el correo del buzón. De esta manera, se reduce la percepción de que la vivienda está deshabitada. También es aconsejable que se compruebe el estado de las tuberías, cables y toma eléctrica andes de marcharse para evitar otro tipo de incidentes como las inundaciones e incendios. De igual manera, revisa todas las cerraduras y renuévalas en el caso de que sea necesario.


¿Qué tal si instalas una alarma? 

Además de seguir estos consejos, es muy recomendable la posibilidad de instalar un sistema de seguridad que proteja de todo tipo de incidentes, sobre todo en verano cuando las viviendas se encuentran deshabitadas.

Aquí tienes 4 opciones diferentes:

Alarma casera. Es fundamental e imprescindible que se evite instalar este tipo de sistemas. Se trata de sistemas que se pueden colocar siguiendo unas instrucciones sencillas y que incluyen los elementos básicos. Hoy en día se pueden encontrar fácilmente muchas páginas web donde se pueden adquirir a un precio normalmente más bajo, pero sin embargo no tienen conexión con una Central Receptora de Alarmas, por lo que en el caso de sufrir una intrusión no acudirá la policía a la vivienda.

Seguridad física. Es una opción que ofrece seguridad privada en viviendas mediante vigilantes. Este tipo de seguridad es bastante elevada de precio y se suele contratar en urbanizaciones donde el coste se comparte por todos los propietarios de la comunidad.

Seguridad electrónica. Este tipo de protección se compone de sistemas electrónicos que envían una señal al dueño del inmueble, pero tampoco disponen de conexión a una Central y, por lo tanto, el nivel de seguridad no es alto.

Seguridad a través de alarmas conectadas a una Central Receptora. Se trata del sistema más completo ya que está conectado las 24 horas y además, tienen todos sus dispositivos homologados. Este tipo de seguridad cuenta con varios elementos como el panel de control, sensores de movimiento, perimetrales, videovigilancia… y suelen ofrecer otro tipo de servicios y ventajas, como poder controlar la seguridad de la vivienda mediante aplicaciones móviles o tener todo tipo de mantenimiento realizado por profesionales cualificados. Por lo que, este sistema sí te ofrecerá la seguridad y protección que necesitas.