La Policía Local y la Ertzaintza se unen para evitar los robos

La Policía Local y la Ertzaintza se unen para evitar los robos

Noticia aquí.

Los nuevos barrios se han convertido en el objetivo de los ladrones, no sólo en el País Vasco, sino en todo el país. ¿Por qué? Los nuevos barrios tienden a ser ciudades dormitorio donde la actividad y la presencia de gente en las calles es bastante escasa. Calles grandes, vacías de gente, sin negocios, garajes enormes, pocos vecinos, urbanizaciones poco ocupadas. Es más fácil.

Es difícil asumir que cuando nos mudamos, llenos de ilusión y de sueños, tenemos que mirar el entorno elegido con suspicacia. ¿Qué seguridad hay en la zona? ¿tengo portero? ¿la luz funciona por domótica? ¿mi casa se puede programar para subir y bajar las persianas, encender y apagar la luz, cuando no estoy? ¿Es mi garaje una zona segura cuando llego con mi coche? ¿Hay una comisaría cerca? ¿Cuánto tarda la policía en llegar?

Sentirse seguros, tranquilos, no tiene precio. Hay comunidades preparadas para transmitir y generar esta seguridad, vigilancia, porteros, sistemas de alarma en el edifico y el garaje, pero hay otras en las que lo importante ha sido construir mucho y muy deprisa y pensar en las personas ha sido lo menos importante.

En Álava la policía local y la Ertzaintza unen fuerzas para tener una presencia constante en los barrios nuevos, coches patrullando, agentes de paisano, rotación de tiempos y lugares de vigilancia, de tal modo que generarán un escudo de protección en torno a estos barrios, porque muchas veces no hay mejor prevención que complicarles la vida a los ladrones.