El puente de agosto es el fin de semana favorito de los ladrones en verano

El puente de agosto es el fin de semana favorito de los ladrones en verano

El 14 de agosto del año pasado fue el día del verano en el que más intrusiones e intentos de robo se produjeron, según datos de la central receptora de alarmas de Securitas Direct. En los últimos años, los datos reflejan que las fechas cercanas a la fiesta de la Asunción, el 15 de agosto, son especialmente propicias para los amigos de lo ajeno, que aprovechan la ausencia por vacaciones de los españoles.

Según la compañía de alarmas, durante el período estival (junio-septiembre) de los últimos cuatro años, las dos provincias que más intrusiones e intentos de robo sufrieron fueron Madrid (3.913) y Barcelona (2.692). Las que menos, Teruel (18) y Palencia (32). De los 87.264 avisos de alarma reales recibidos en toda España durante esos cuatro veranos, 58.374 tuvieron lugar en negocios —dos terceras partes, aproximadamente— y 28.890 en viviendas.

De los saltos de alarma que se produjeron en los negocios, un 60% (unas 35.000 incidencias) se produjeron en locales abiertos al público; por orden de riesgo, a continuación se sitúan las naves industriales (unas 13.000) y las oficinas (poco más de 7.000). Por su parte, el tipo de vivienda preferido para robar es el chalé: casi el 80% de los robos o intentos de robo registrados en viviendas (unas 23.000 incidencias), se produjeron en este tipo de inmueble.

Los delincuentes vigilan y se informan sobre las costumbres de las personas que habitan las viviendas que pretenden asaltar. El 63% de los españoles comete la imprudencia de hablar sobre sus vacaciones en redes sociales antes o durante su viaje, y esta información en ocasiones es utilizada por los cacos para detectar viviendas vacías —saben que el dueño está fuera— y cometer el robo.

Por otro lado, y según el estudio realizado por la propia compañía, el 44,20% de los ciudadanos reconoce que su vivienda tiene algún punto débil ante los ladrones. Por eso se recomienda tomar algunas medidas de precaución, como revisar el estado de cerraduras y puertas, cerrar la puerta siempre con vuelta de llave —aunque la ausencia vaya a ser de pocas horas—, no dejar ventanas abiertas o mantener apariencia de vivienda habitada durante la ausencia (pedir a un vecino que recoja el buzón y levante o baje persianas).

puente de agosto