Qué hacer cuando entran a robar a tu casa

Qué hacer cuando entran a robar a tu casa

Nadie espera que le entren a robar en casa o en el trabajo, y menos cuando estamos en él. Muchas veces el miedo y el desconocimiento nos paraliza y no sabemos cómo reaccionar ante situaciones conflictivas y peligrosas como puede ser un robo. Con este artículo pretendemos que esa situación de parálisis desaparezca con una serie de consejos que os serán de utilidad en esa situación, aunque esperamos que nunca tengáis que llevarlos a cabo.

Actitud calmada

En la medida de lo posible, y aunque no sea nada fácil, es importante no perder la calma en ningún momento y estar lo más tranquilo posible. Permanecer calmado durante el robo nos permitirá pensar con mayor claridad y tomar decisiones mas rápidamente.

Actitud sumisa

Nunca se sabe cómo va a reaccionar el ladrón cuando nos vea y/o sepa que estamos en la casa. Por ello es importante que no nos enfrentemos a él, no buscar la confrontación. No sabemos si va armado, si está solo o si es una persona agresiva o peligrosa. Aunque podamos cogerle por sorpresa, es mejor que hagamos lo que él nos diga sin provocarle para no ponerle nervioso y empeorar su reacción y nuestra situación.

Lo más conveniente es mostrarnos colaboradores y atender a sus peticiones para evitar que la situación se descontrole.

Atención constante

Debemos presta atención a todo lo que ocurra, procura recordar todos los detalles posibles para trasladarlos después a la policía. Presta atención sobretodo al ladrón para poder dar la mayor información posible sobre él y que consigan identificarlo. Su color del pelo, si tiene marcas o tatuajes, la ropa que llevaba puesta, el acento en caso de tenerlo… cualquier rasgo puede servir a la policía para identificarlo.

Una vez el ladrón abandone la casa, si nos es posible, debemos fijarnos en el camino que toma, si lo hace en coche o andando. A dónde se dirige puede ser de gran ayuda para la policía, así como el vehículo que utilice, su marca, color, matrícula…

Aviso inmediato a la policía

Una vez pase el peligro y sin correr riesgo, lo principal es llamar al 112 y avisar a la policía para que se acerque al lugar y a ser posible pueda detener a el o los ladrones.

Hasta el momento que llega la policía no debemos tocar nada del lugar. Es importante que los agentes se encuentren todo tal y como lo dejaron los ladrones para que puedan recoger todas las pruebas necesarias.

En el caso de que el robo se produzca cuando estamos fuera de casa es importante que si antes de entrar vemos algo fuera de lo normal o nos encontramos la puerta o alguna ventana forzadas, no toquemos nada. Nada más darnos cuenta debemos avisar a la policía y hacerlo, en la medida de lo posible, sin entrar a casa no vaya a ser que aún no hayan salido.

Prevención

Recuerda que la prevención siempre es la mejor defensa. Aunque lamentablemente esto no hace que desaparezca la posibilidad de que intenten entrar a robar a tu casa, en muchos ocasiones el simple hecho de contar con una placa donde se avisa de que en esa casa o en el negocio hay un sistema de seguridad es suficiente para disuadir a los ladrones y evitar un robo. Y en caso de que la placa no disuada al ladrón del robo, el contar con sistema de alarma nos facilitará el contacto con la policía ya que será la empresa de seguridad la que le avise, agilizando los tiempos de respuesta.