¿Qué secuelas hay después de un robo?

¿Qué secuelas hay después de un robo?

Tener protección es un aspecto fundamental en la vida diaria de todas las personas, por eso es necesario contar con todas las herramientas necesarias para evitar que se corrompa esa seguridad. Cuando entran en tu hogar o en tu negocio, los efectos después de un robo son múltiples, siendo uno de ellos la pérdida del material o de objetos de valor, pero también hay numerosos efectos psicológicos que mucha gente no conoce o no tiene en cuenta.

Los ladrones ven la oportunidad de cometer un robo cuando las familias no se encuentran en el interior de la casa, y la mayoría de las veces esto ocurre en el periodo estival y en las vacaciones. Según una encuesta realizada para Securitas Direct, en un 49% de los casos las víctimas se encontraban fuera por un largo periodo de tiempo, mientras que en un 40% se encontraban fuera solo por un breve periodo y en un 11% las víctimas estaban en casa en el momento del hurto.

Son muchos los sentimientos que se pueden producir después de un robo, tanto en niños como en personas mayores. A un 94% le preocupa que vuelvan a robar en su hogar, y por esta preocupación un 69% tiene problemas para conciliar el sueño, mientras que un 30% de las familias prefiere no dormir en casa la noche siguiente a la intrusión.

En muchas ocasiones, los ladrones suelen ser personas que se dejan ver por el vecindario antes de cometer el robo, ya que están observando cuales son los movimientos y costumbres de cada familia, llegando casi a un 50% de ocasiones en las que las mismas sospecharon de gente que rondaba su vecindario.

El 27% de los ladrones accede al domicilio y entra también en el dormitorio de los niños. Por este motivo, un 52% de ellos deja de sentirse seguro en su hogar. Este colectivo es especialmente sensible: 2 de cada 3 sufren daños emocionales después del robo y 1 de cada 3 niños sigue sin sentirse seguros en su hogar pasado un año del mismo.

Es muy importante prevenir todo tipo de hurtos y los efectos, tanto emocionales, psicológicos o físicos, que conllevan este tipo de intrusiones. La mejor manera para evitar estos hechos es teniendo un sistema de alarmas que vele por tu protección y seguridad todos los días y en todo momento. Existen muchos dispositivos de alarmas y es imprescindible que cuentes con aquellos que se adapten a tus necesidades y a las características de tu inmueble. De esta manera, puedes tener la tranquilidad que necesitas y así, sentirte seguro en tu domicilio o negocio. Para ello, es importante que antes de instalar dicho sistema, contactes con un experto en seguridad que te aconseje sobre cuáles son los mejores dispositivos para la protección del mismo.

Igualmente, si estás pensando en irte de vacaciones es imprescindible que sigas una serie de consejos que siempre son un buen complemento con tu sistema de seguridad. Algunos de ellos son dejar las persianas subidas, dar las llaves a un vecino para que recoja el correo y de una vuelta por tu domicilio o dejar la ropa tendida. Tampoco comentes por redes sociales que te vas de vacaciones. De esta forma, puedes disfrutar de tus vacaciones y evitas las preocupaciones en verano y, por tanto, los efectos que se producen después de un robo.