Robos a viviendas I

Robos a viviendas I

Pensamos que nuestra casa es segura, es un piso alto, tenemos verjas, alarmas, es un piso interior, hay vigilante en la finca, etc… Pero no por ello se debe bajar la guardia. Dedicaremos dos post a contaros los distintos tipos de bandas, “modus operandi” y consejos de seguridad.

Bien es cierto, que cualquier casa está expuesta a ser desvalijada por los ladrones, pero no todas las viviendas corren el mismo peligro, tener un bajo o un ático supone más riesgo, igualmente un chalet aislado es mas susceptible de ser robado que un piso en medio de la ciudad. Generalmente una casa habitada aleja a los ladrones, por lo que el riesgo de ser robado aumenta en días festivos, puentes y veraneos, pero últimamente parece no ser así.

Los expertos en seguridad clasifican a los ladrones de viviendas en los siguientes tipos:

RATERILLOS: – Son personas sin cualificación ni conocimientos específicos. Evitan complicaciones. Son sobre todo descuideros que aprovechan las ocasiones favorables para penetrar sin dificultad ni excesivo riesgo en una vivienda. Suelen utilizar más la fuerza que la maña. Utilizan como herramientas el destornillador, formón y martillos. No buscan un botín predeterminado. A veces se acompañan de niños pequeños que se introducen entre los barrotes o por ventanucos que un adulto no podría entrar. Con frecuencia son bandas juveniles que sobre todo buscan la emoción de la aventura y más que robo, realizan vandalismo. Suelen ser de baja peligrosidad de todas formas desconfíe y no deje entrar en su domicilio a los técnicos del agua, gas o electricidad que no han sido llamados y dicen venir de parte de la compañía, solicite que presenten una acreditación de la empresa.

LADRÓN DE VIVIENDAS:
– Con sólo ver una puerta conocen sus puntos fuertes y débiles, saben lo que hay que hacer para abrirla, que herramientas usar y cuanto tiempo les va llevar hacerlo. Buscan aquellos lugares que les presenten menos dificultad y que a priori puedan tener un botín interesante, en especial dinero, tarjetas de crédito y joyas. Suelen utilizar cortafríos, mazos, barras en pata de cabra y cuñas, Sólo serán peligrosos si se sienten acorralados, prefieren huir cuando se les da la oportunidad. Si ha perdido sus llaves, puede ser que se las hayan robado y le sigan, cambie los bombines de la cerradura. Hágalo también al ocupar por primera vez una vivienda, tanto si es de alquiler como si es de compra nueva o de segunda mano, esas llaves han pasado por muchas manos, y se dan casos de robos efectuados con copias obtenidas de los propios operarios que construyen el edificio. Siempre que salga, aunque sea por un instante, cierre la puerta con llave, una puerta con solo el resbalón no aguanta el ataque de un experto.

LADRÓN EXPERTO: – Poco habituales en viviendas, saben dónde entran y lo que van a robar. Suelen tener perfecta información sobre los sistemas de seguridad existentes. Son los especializados en el descerrajar de puertas blindadas y cajas fuertes. Su objetivo es, fundamentalmente, empresas o negocios que acumulen dinero o bienes de mucho valor y poco volumen como joyas, tampoco desprecian colecciones de arte. Añaden a la caja de herramientas los más sofisticados taladros, sierras radiales y lanzas térmicas. Si son realmente buenos, rara vez se topará con ellos, pues conocerán perfectamente las costumbres de los habitantes de la casa, sólo la mala suerte, o los imprevistos, hará que se tope con uno de ellos. Si no guarda bienes valiosos en su casa hay poco riesgo, las joyas pueden ser algo que les atraiga.

En la próxima entrega seguiremos hablando de los distintos tipos de delincuentes que se dedican al robo de viviendas y aportando consejos de seguridad 🙂

Gracias a Extremadura al dí@.