SEGURIDAD INFANTIL EN EL HOGAR: CONSEJOS PARA QUE LOS NIÑOS ESTÉN SEGUROS EN CASA

SEGURIDAD INFANTIL EN EL HOGAR: CONSEJOS PARA QUE LOS NIÑOS ESTÉN SEGUROS EN CASA

¿Qué medidas de protección tenemos que tener en cuenta?

La seguridad infantil en el hogar es uno de los aspectos que más preocupan a los padres ya que gran parte de los accidentes ocurren en el interior de las viviendas. Por ello, establecer una prevención adecuada y unas medidas de protección eficaces, son la mejor forma de evitar que ocurra un accidente.

¿Qué zonas de la casa son más peligrosas?

Existen determinados lugares o estancias de las casas que pueden suponer un mayor riesgo para los pequeños. Es en estos puntos donde debemos extremar las precauciones con diferentes medidas y dispositivos de seguridad.

Puertas y ventanas

La seguridad infantil en el hogar se puede reforzar poniendo dispositivos en puertas y ventanas que impidan su manipulación por parte de los niños. Actualmente existen en el mercado diferentes soluciones de fácil instalación que evitan que los pequeños puedan abrirlas, como sistemas de bloqueo, cerraduras inteligentes para puertas, mallas anticaídas, cierres de seguridad para ventanas estándar, correderas que dificultan su apertura, etc.. Dado que puertas y ventanas constituyen un importante foco de atención para los más pequeños, aumentando la protección en estos puntos vulnerables evitaremos sustos innecesarios.

El baño 

El cuarto de baño es una de las estancias más peligrosas por lo que ningún niño debería estar en esta parte de la casa sin la vigilancia de un adulto. En el momento del baño el menor tiene que estar supervisado constantemente por el riesgo de ahogamiento, lo que puede ocurrir aunque la bañera contenga muy poca agua. Por otro lado, las alfombrillas o superficies antideslizantes evitarán que el pequeño pueda sufrir un resbalón.

La cocina

Cuando estemos cocinando debemos tener la precaución de meter los mangos de las sartenes y cacerolas hacia adentro, y dejar convenientemente guardados los objetos punzantes como cuchillos o tijeras. Además, hay que tener especial cuidado con todas las superficies que puedan estar calientes y guardar los productos de limpieza donde no puedan acceder a ellos.

Cualquier objeto que por su tamaño pueda producir un atragantamiento debe quedar lejos de su alcance. También resulta interesante anclar a la pared estanterías o aparadores que puedan vencerse con el peso del pequeño, así como instalar protectores en los enchufes.

Las escaleras 

Si la vivienda tiene escaleras, conviene enseñar a nuestros hijos que se trata de un lugar peligroso para jugar. El pequeño debe bajar y subir agarrado a la barandilla y, si es necesario, se pueden instalar barreras que impidan el paso del menor. Además, los juguetes y cualquier otro objeto que se encuentre en esta zona debe recogerse para evitar el riesgo de tropezones o resbalones.

¿Qué medidas de prevención podemos aplicar en casa?

La prevención constituye la mejor protección para niños en el hogar. Hay que enseñar a los pequeños a actuar de forma segura en función de su edad. Si tienen conductas responsables tendrán menos posibilidades de sufrir un percance en la vivienda.


No dejar solo a un menor en casa

Los niños pequeños no deberían estar nunca solos en casa, aunque el encargado de su cuidado solo vaya a permanecer fuera de la vivienda durante un breve espacio de tiempo o el menor se encuentre durmiendo en ese momento. Pedir la colaboración de un adulto que esté cerca, como un familiar o un vecino, o acordar la presencia de un cuidador,  ofrece tranquilidad a los padres y seguridad a los hijos.


Instalar dispositivos de seguridad 

La protección para niños también pasa por instalar dispositivos de seguridad adecuados, con el fin de que el menor esté protegido. Actualmente existen en el mercado soluciones que sirven para reforzar la seguridad en el hogar como sensores de apertura de puertas y ventanas, detectores de humo o sensor de inundaciones.

Colocar cámaras de vigilancia compatibles con niños

Las cámaras de vigilancia constituyen una excelente opción para aquellos padres que quieran visualizar qué es lo que hacen sus hijos en cada momento. En cualquier caso, conviene educar a los pequeños para que no abran la puerta a desconocidos ni proporcionen información a extraños.

Nuestra vivienda es el lugar donde nos refugiamos para vivir tranquilamente nuestros momentos en familia. Teniendo en cuenta que la curiosidad de los niños no tiene fin, nuestra labor es proporcionarles un entorno seguro donde puedan crecer sin riesgos.