Sistema de arranque sin llave, fácil ¿para todos?

Sistema de arranque sin llave, fácil ¿para todos?

El robo de vehículos es siempre un problema. Es algo global y sus cifras son escandalosas, aunque es cierto que hay cada vez más vehículos, por lo que es normal que haya más robos. Cuanta más información se tenga más fácil será evitar posibles riesgos.

En un simposio de seguridad que tiene lugar en San Diego, unos investigadores suizos han desvelado un método bastante simple, barato y fácil para robar vehículos con sistema de apertura y arranque sin llave. Y es que estamos en lo de siempre. La seguridad que te da meter la llave en la puerta no te lo da abrir con el mando o usar este sistema, puesto que la señal viaja por el aire y puede ser captada por cualquiera. Es como en la informática; Quien quiere seguridad usa cables de red blindados electromagnéticamente frente al wifi. Pero repasando el sistema de funcionamiento del arranque sin llave, cuando estás a cierta distancia el vehículo recoge la señal de tu llave y desbloquea las puertas y el encendido. Cuando te alejas lo suficiente lo bloquea. Simple, ¿verdad?

Para más seguridad las señales viajan encriptadas, pero el principal problema es que sólo viajan en un sentido, de la llave al vehículo. Tampoco vamos a entrar en detalle de las diversas formas que hay para hackear estos sistemas (no es que cueste mucho encontrar información), pero sí comentar esta nueva idea por su simplicidad. Los otros métodos implican el uso de ordenadores y algoritmos para recibir, desencriptar o reproducir la señal.

Este sistema se basa en que el mando sigue emitiendo aunque no estés al lado del vehículo. Aparcas, cierras y te vas. Acto seguido, un ladrón te sigue con una antena receptora escondida a una distancia de hasta 8 metros (más se pierde la señal), y otro ladrón se queda al lado del vehículo. El primer ladrón envía la señal al segundo, y este la emite. El vehículo se cree que la verdadera llave se encuentra al lado y se desbloquea. Sus resultados fueron el robo de 10 vehículos de 8 diferentes marcas.

Parece un sistema bastante rápido y fácil, es verdad, pero en el momento en el que se pierda la recepción por parte del primer ladrón el vehículo se vuelve a bloquear, por lo que tiene ciertos inconvenientes. Además no penséis mal, este tipo de acciones por parte de especialistas en materia de seguridad son normales. Ponen de manifiesto los fallos para buscar soluciones. El problema es que a veces las soluciones no interesan a las marcas por el sobrecoste que llevan.

Gracias a Motorfull.