Tácticas que utilizan los ladrones para robarte sin que te enteres

Tácticas que utilizan los ladrones para robarte sin que te enteres

  • Los amigos de lo ajeno son especialistas en provocar un descuido en la víctima para llevar a cabo el hecho delictivo en su vivienda.
  • Entre los modus operandi más utilizados, destaca el señuelo, en el que el caco afirma ser un representante de un servicio técnico (agua, luz o gas) para acceder al inmueble.

 

Los hurtos pueden llevarse a cabo de diferentes modos, pero con un denominador común: son acciones que se aprovechan del descuido de la víctima para delinquir, según explica la Policía Nacional.

Así, los ladrones utilizan diferentes tácticas para provocar el despiste y llevar a cabo su actividad delictiva en el interior de las viviendas. Entre los modus operandi más empleados, se encuentra el señuelo. En este caso, las víctimas suelen ser personas de la tercera edad, a las que los ladrones visitan haciéndose pasar por revisores de agua, gas o luz. Otra identidad que usurpan es la de familiar de algún vecino que se encuentra ausente. En ambos casos, actúan en pareja. En la primera táctica, el segundo caco llama a la puerta más tarde, cuando su compañero se encuentra en el interior del inmueble. De este modo, mientras el dueño va a abrirle, su compinche aprovecha para desvalijar la casa.

Un método sencillo, pero muy utilizado, es fingir encontrarse indispuesto. El delincuente acude a la casa de la víctima pidiendo un vaso de agua y manifestando malestar. Una vez dentro, utiliza cualquier despiste del anfitrión para sustraer dinero, objetos de valor o joyas que estén a la vista.

Recientemente, también se ha detectado el uso de sustancias como la escopolamina (más conocida como burundanga), una droga de sumisión que anula la voluntad de la persona que la ingiere. Las víctimas obedecen en todo momento al ladrón, quien termina por llevarse todo lo que quiere.

Para evitar esta clase de hurtos, desde Securitas Direct nos recomiendan “no facilitar la entrada a personas desconocidas”. Si el individuo que llama a nuestra puerta afirma ser un representante de un servicio técnico, es necesario que muestre su acreditación. Los robos por descuido son más frecuentes de lo que pensamos. Por ello, también es importante no dejar a la vista objetos de valor, así como no separarse en ningún momento de las personas que entren en nuestro hogar.

ThinkstockPhotos-506473178