Ténicas de robo: Bumping Key

Ténicas de robo: Bumping Key

¿Tu casa es segura frente al robo? La protección de la vivienda empieza por el sentido común, adoptando pequeñas medidas de seguridad para prevenir el robo en nuestra vivienda. Desde pautas sencillas, como cerrar siempre la puerta con llave, hasta conectar la alarma al salir de casa, aunque sólo nos ausentemos 15 minutos.

No obstante, muchas veces desconocemos qué métodos son utilizados por los ladrones para entrar en nuestras casas y conocerlos puede ayudarnos a poner barreras a esta posible intrusión.

Para vivir seguros y tranquilos, lo mejor es conocer los métodos del “enemigo”, por eso repasaremos las diferentes técnicas de robo y allanamiento de morada que están actualmente en práctica para que podáis adoptar pequeñas medidas de seguridad para proteger vuestro hogar, tengáis o no una alarma hogar para proteger vuestra casa y a vuestra familia.

Hoy os hablaremos de la técnica Bumping Key o llave bumping, que originalmente era una técnica que los cerrajeros daneses usaban en los años 70 para desbloquear los cilindros de las cerraduras sin forzarlas.

Hasta principios del 2.000 no se extendió como técnica de robo, siendo en este año cuando comenzó un problema real de seguridad  debido a esta técnica y se convirtió en una alarma para el hogar, por el uso ilícito de esta técnica, los medios de comunicación europeos y americanos sacaron a relucir vídeos y posibles amenazas a la seguridad, y empezó a ser un método ‘vox populi’ para los robos.

Tecnica_Bumping_(Small)

Actualmente, el problema de esta técnica es que resulta totalmente silenciosa y no deja marcas en los cilindros de la cerradura, es utilizada por bandas organizadas, y además la cantidad de información y vídeos explicativos, que pueden localizarse por Internet, para aprender a realizarla, está al alcance de cualquiera.

La técnica consiste en tener una llave cuyos dientes tenga una posición más baja que los cilindros, se introduce en la cerradura, se golpea con un martillo, y el golpe seco libera los pistones y permite el giro de la llave.

Una correcta medida de seguridad sería revisar la cerradura y asegurarnos de que está homologada y certificada A2P Fichet o cambiarla por una con cilindros electrónicos del tipo del sistema BlueChip o similares. Se cree que aproximadamente el 80% de las casas sin alarma hogar, con cerradura mecánica pueden ser susceptibles de este tipo de técnica.

Si te preocupa la intrusión con este tipo de técnica, puedes protegerte con un sistema de alarma hogar  de confianza, e instalar incluso una cerradura electrónica cuya apertura y cierre sea controlados desde el sistema de alarma.