Uno de cada 10 robos con fuerza en domicilios se cometió cuando las víctimas estaban dentro de la vivienda

Uno de cada 10 robos con fuerza en domicilios se cometió cuando las víctimas estaban dentro de la vivienda

  • El 20% de los robos se comenten en menos de cinco minutos
  • En el 13% de las ocasiones, el ladrón accede al inmueble armado
  • El 80% de las víctimas cree que el caco vigiló su casa y actuó cuando sabía que no había nadie

Madrid, 3 de febrero de 2016.- Estas son las principales conclusiones que se extraen del informe elaborado por TNS Sofres para Securitas Direct a través de una encuesta realizada a 516 víctimas de un asalto en su vivienda, y que constituye una radiografía del robo en España.

La experiencia de las personas y familias que han sufrido un robo revelan el modus operandi de los cacos: el 20% de los robos suceden en menos de cinco minutos y el 40% suceden de noche. Además, el estudio destaca que menos del 10% de los ladrones son vistos por los vecinos y, el dato más alarmante, que el 13% de los cacos iba armado cuando cometió el asalto al inmueble.

Otras cifras de interés que revela la encuesta son relativas a las ausencias. Por ejemplo, no hay diferencia entre dejar nuestra vivienda sola por un largo periodo de tiempo o hacerlo por un espacio breve, ya que los resultados son muy parecidos en ambas circunstancias: el 49% de los ladrones aprovechan desplazamientos largos para entrar a robar en las viviendas y en el 40% entraron cuando los propietarios se habían ausentado poco tiempo. Llama la atención que en el restante 11% de los casos, las víctimas se encontraban en casa.

Respecto a lo substraído, en el 70% de los casos los cacos se llevaron objetos de valor y que esconderlos no resulta una práctica infalible, ya que en más de uno de cada tres robos el ladrón los encontró.